Tétris Arquitectura – Clínica Dermatológica Internacional (Madrid)

HDI_02_ALTA

Despacho: TÉTRIS ARQUITECTURA
Categoría: Premio A+ al mejor proyecto de Arquitectura Sanitaria
Proyecto: Clínica Dermatológica Internacional (Madrid)

 

Descripción del proyecto

 

Ubicada en el corazón de la capital, la clínica destaca por el diseño novedoso e inteligente de sus espacios.

Este auténtico “hospital para la piel” cuenta con 1.500 m² divididos en dos plantas en los que el paciente es el foco principal. El diseño, realizado por Tétris España, ha tenido en cuenta el flujo de pacientes, su privacidad, los tiempos de espera, la comodidad del paciente a la hora de tratar con el médico (por ejemplo, evitando el uso de mesas que los separen), etc.

La nueva clínica tiene, además, una amplia área de investigación y docencia y un moderno espacio reservado para impartir talleres a los pacientes sobre diagnóstico precoz y tratamiento de diferentes enfermedades de la piel. En la planta baja, con 2 salas de espera, Cosmetic Bar, 13 consultas completamente equipadas, unidad de fototerapia y analizador de piel (Visia) y dermatología estética oncológica.

El primer piso cuenta con un área de cirugía ambulatoria de 300 metros cuadrados con los últimos avances en diagnóstico y tratamiento de cáncer de piel, sala de espera quirúrgica, patología y laboratorio, auditorio de capacitación, área de enseñanza e investigación y administración.

Contamos con un AUDITORIO (también denominado “escuela de la piel”) con capacidad para 60 personas, los mejores medios audiovisuales, conexión directa con quirófano y posibilidad de emitir en “streaming”.
Otros detalles de diseño de Clínica Dermatológica Internacional que son un ejemplo de nuestra preocupación porque la experiencia del paciente sea positiva, son los siguientes:

• Se han eliminado las mesas que separan al médico del paciente. Las consultas cuentan con sofás que permiten mayor cercanía al médico, permite al paciente ver la pantalla del ordenador y coloca a los familiares en un segundo plano, dando protagonismo al paciente.

• Los flujos están muy estudiados. Con todos los despachos y quirófanos ocupados nunca hay sensación de agobio en la clínica. La circulación de los pacientes que entran es distinta de la de los pacientes que salen, para evitar que se crucen.

• Existe una preocupación por la intimidad del paciente. Quitarse la ropa en una clínica es un acto de máximo atentado contra la intimidad para muchos pacientes. Por ello cuenta con estores eléctricos “escondidos” en el techo para que el paciente se encuentre protegido en el acto de desnudarse y vestirse.

• La música está presente en toda la clínica. Además, en cada despacho el paciente puede poner la música que le guste, incluso la de su propio móvil, música que se puede mandar a los altavoces a través de bluetooth.

• La luz natural está presente en todas las salas de espera de forma evidente. En algunos despachos no es posible que haya ventanas debido al uso del láser.

• Hay unos indicadores externos que informan que dentro de la consulta hay un paciente de manera que no entre nadie sin avisar.

• Hay salas de espera privadas para pacientes que prefieran una mayor privacidad.

• Los niños cuentas con juguetes, libros, películas, gafas 3D y personal especializado, para hacer que su espera sea más entretenida.

Estos son algunos ejemplos de detalles de diseño para hacer que la experiencia del paciente sea más agradable. Pero una clínica no debe estar sólo CENTRADA EN EL PACIENTE, sino también CENTRADA EN LAS PERSONAS. Lo que se pretende destacar es que el diseño tiene que ayudar no solo al paciente sino también a los familiares, así como al personal sanitario médico y no médico que trabaja en la clínica. Sólo así se consigue que la experiencia del paciente sea completa.

Esta nueva “dimensión” brinda la posibilidad de contar con los avances tecnológicos más modernos en dermatología clínica, quirúrgica, pediátrica, estética y estética.

El proyecto se postula para convertirse en un referente internacional donde poder ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas a través de su piel.